en el deporte

Las lesiones musculares son muy frecuentes en el mundo del deporte, especialmente en el fútbol. Los estudios epidemiológicos más recientes muestran que las lesiones musculares suponen más del 30% de todas las lesiones en el mundo del fútbol. En otros deportes también son frecuentes pero varían los datos según entrenamientos y tipo de deporte. Clasicamente aparecen más en isquiosurales, gemelos-sóleo, recto anterior del cuádriceps, adductor largo.

Aunque son frecuentes y el interés por controlarlas, prevenirlas y tratarlas es alto sigue sin haber estudios científicos con evidencia en prevención y tratamiento. Por lo general no son lesiones graves pero su mal tratamiento puede ayudar a que se repita el episodio y entorpecer la evolución del deportista.

SÍNTOMAS

Habitualmente aparece como un dolor repentino, brusco y que no permite continuar la actividad deportiva, el paciente refiere un bocado o tirón que le ha impedido seguir la actividad. Suele aparecer en cambios de ritmo o gestos deportivos más forzados pudiendo influir la fatiga y la temperatura tisular.

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de las lesiones musculares se basa en la clínica y síntomas que hemos descrito con anterioridad, con el relato del mecanismo lesional, y en la exploración física. Los estudios de imagen mediante la ecografía musculoesquelética y la resonancia magnética (RM) son complementarios, muy útiles a la hora de confirmar un diagnóstico y sobre todo emitir un pronóstico en base a tamaño y localización de la rotura.

CLASIFICACIÓN

Son varias las clasificaciones según los criterios utilizados(histopatológicos, por imagen…)
A continuación os presento la más utilizada por imagen:
GRADO 0-Contractura: edema muscular e insterticial en músculo tanto en ECO como Resonancia Magnética.
GRADO I- Microrrotura fibrilar y/o elongación muscular: mínima solución de discontinuidad con edema y líquido.
GRADO II-Rotura fibrilar: Clara defecto muscular, edema y líquido(ECO) ,junto a aumento de señal alrededor del tendón en la RM
GRADO III-Rotura muscular: Disrupción completa del músculo o tendón con retracción de la porción desinsertada del músculo

TRATAMIENTO

No existe un protocolo definido y único para el tratamiento de las lesiones musculares aunque sí que existe un consenso generalizado en cuanto a fases y pasos a seguir.
Lo que sí ha quedado claro en los últimos años es que las lesiones musculares tienen que tener una movilización y funcionalidad precoz ya que la vascularización, reparación y regeneración mejora.

Primeras 72 horas
Hacer los pasos del término RICE ( Reposo, hielo, compresión y elevación) que ya hemos descrito en otrós artículos.
Reposo e inmovilización: hace que el hematoma no aumente.
Hielo o crioterapia: demostrado que disminuye hematoma, inflamación y permite reparación
Compresión: efecto antiinflamatorio
Elevación: control del hematoma e inflamación.
La pauta de frío- compresión: intervalos de 15-20 min de frio alternando con vendaje cada 3-4 horas durante las primeras 72 horas.

DEL 2º A 5º DÍA

– Activación muscular: importante movilización precoz y progresiva con ejercicios isométricos guiados con intensidad máxima hasta aparición de dolor soportable con diferentes amplitudes, ángulos y posiciones.
– Trabajo complementario: trabajo sobre estabilización y movilización cintura lumbopelviana, terapia física, estiramientos y cardiovascular.

A partir del 6º o 7º día habría que volver a evaluar, obviamente según diagnóstico. Por norma general si el deportista puede andar 1 hora con molestia soportable se podría pasar a carrera contínua a ritmo bajo.

En otros capítulos abordaremos otras terapias alternativas y el efecto de los PRP es estas lesiones.

Bibliografía: Guía de Práctica Clínica de las lesiones musculares. Epidemiología, diagnóstico, tratamiento y prevención Versión 4.5 (9 de febrero de 2009) Apunts. Medicina de l.2009; 44(164) :179-203

Deja un comentario